Educampo Educampo Educampo Educampo
Resultados 2016

martes, 21 de junio de 2016

CIENTÍFICOS DESCUBRIERON LA FORMA DE CONVERTIR EL DIÓXIDO DE CARBONO EN PIEDRA

CIENTÍFICOS DESCUBRIERON LA FORMA DE CONVERTIR EL DIÓXIDO DE CARBONO EN PIEDRA

      

Un equipo de científicos e ingenieros que trabajan en el proyecto Carbix, en la planta de energía de Hellisheidi, Islandia considerada la instalación geotérmica más grande del mundo parece haber encontrado una posible solución para frenar los intensos efectos del cambio climático convirtiendo uno de los gases de efecto invernadero en piedra a corto plazo.

Los investigadores combinaron el dióxido de carbono con agua bombeada y luego la inyectaron la solución a la piedra volcánica subterránea para crear un mineral. Fueron dos años de arduo trabajo donde descubrieron una forma rápida y efectiva de convertir el CO2 en piedras, a diferencia de lo que esperaban a priori ya estudios anteriores señalaban que el proceso de conversión de gas a piedra podría llevar miles de años.

“Esto significa que podemos bombear grandes cantidades de dióxido de carbono y guardarlo de una manera muy segura en un período muy corto”, expresó Martin Stute, uno de los autores del estudio que publicado en la revista ‘Science’.

Por su parte Juerg Matter, autor principal del trabajo y profesor de la Universidad de Southhampton valoró que “Ya no es un gas,el CO2 básicamente se convierte en una piedra”. Mientras que reconoció que “convertirlo en roca no es la solución definitiva, pero puede contribuir a reducir significativamente las emisiones de CO2?.

Obstáculos para el proyecto

Si bien el descubrimiento es alentador para afrontar de la mejor manera los efectos del cambio climático provocados por la actividad humana, presenta obstáculos importantes habría que resolver para que sea efectivo.

Por un lado el costo del proyecto, para el proyecto Carbifix solamente se necesitaron 10 millones de dólares, Además está la problemática de definir dónde almacenar el gas para convertirlo en piedra, ya que se puede poner bajo tierra o en pozos de petróleo agotados, pero existe preocupación ante el hipotético caso de que el gas se escape, aunque por ahora han chequeado que eso no suceda y parece no prestar posibilidad de fuga.

Mientras que por otro lado Matter expone como un obstáculo la falta de acción de los políticos y asegura que “la ingeniería y la tecnología está lista para usarse, ¿entonces por qué no hay cientos de estos proyectos? No hay incentivos para hacerlo”, sin incentivos, hoy en día sería una técnica poco rentable.

Además, se necesita una gran cantidad de agua, ya que de lo que se inyecta al subsuelo, sólo el 5% es CO2.

FUENTE: LR21