Educampo Educampo Educampo Educampo
Resultados 2016

lunes, 04 de julio de 2016

A TENER EN CUENTA!

A TENER EN CUENTA!

¿ Cómo se contagia?  El HLB es una enfermedad producida por la bacteria Candidatus Liberibacter spp, que afecta a todos los cítricos y a algunas plantas ornamentales. Se propaga, solamente, a través de yemas de plantas infectadas e insectos vectores que se alimentan y reproducen en hojas y brotes tiernos de la planta. 

Hasta el momento, se conocen tres variantes presentes en cítricos del patógeno:
Candidatus Liberibacter asiaticus (Presente en países de Asia, Brasil y EE.UU.)
Candidatus Liberibacter americanus (Presente solamente en Brasil)
Candidatus Liberibacter africanus (Presente solamente en países de África)

      
Las plantas jóvenes infectadas no llegan a producir y los ejemplares adultos pasan a ser improductivos  entre los 2 a 5 años, luego de haber contraído la enfermedad. 
A diferencia de otras enfermedades, la poda resulta ineficaz. Ante la manifestación de la enfermedad, los daños son irreversibles. La planta debe ser eliminada, ya que una vez infectada, se convierte en un nuevo reservorio del agente causal.

 

Insecto vector

Diaphorina citri es el psílido vector de la bacteria causante del HLB. Puede encontrarse tanto en cítricos como en plantas ornamentales, como por ejemplo en la Murraya paniculata, conocida también como mirto o jazmín árabe. 
El insecto posee un ciclo de vida (huevo, ninfa y adulto) que va de los 20 a los 40 días aproximadamente, según las condiciones ambientales en las que se desarrolle. Al alimentarse de una planta enferma, adquiere la bacteria y luego la transmite a plantas sanas, conservado su capacidad de infección durante toda su vida. Tiene una capacidad de vuelo de 3 a 5 metros que le permite moverse entre plantas, pudiendo además, ser arrastrado a grandes distancias por las corrientes de aire (aproximadamente 1,5 kilómetros). Las hembras depositan sus huevos en el extremo de los brotes jóvenes, sobre y entre las hojas. Las ninfas forman colonias en las ramas tiernas y los pecíolos. 
Su identificación, captura y análisis de laboratorio son clave para el control epidemiológico de la enfermedad.  

Identificación del insecto vector     (Diaphorina citri  o “Chicharrita”)