Educampo Educampo Educampo Educampo
Resultados 2016

viernes, 06 de enero de 2017

6 DE ENERO, DÍA DE REYES

6 DE ENERO, DÍA DE REYES

El término Magos refiere a su condición de hombres sabios, hombres de ciencia. 

Melchor, Gaspar y Baltasar

La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena, Italia.
El friso de la imagen está decorado con mosaicos de mediados del siglo VI. Encima de sus cabezas se pueden leer tres nombres, Gaspar, Melchior, y Balthassar.

La leyenda cuenta que tres Reyes Magos venían de tierras remotas, e iban guiándose por una estrella que les conduciría a Belén, la estrella de Belén, en busca del niño Jesús, a quien reconocían como el Hijo de Dios. 

Antes de llegar, encontraron al rey Herodes el Grande en Jerusalén, quien astutamente les pidió noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño, para poder ir él también a adorarle, cuando en realidad lo que quería era darle muerte.

Buscaron al niño Jesús recién nacido y le adoraron, ofreciéndole oro, presente conferido a los reyes, incienso representando su naturaleza divina, y mirra como bálsamo para su futuro sufrimiento. 

La historia cuenta de un ángel que se apareció a los Reyes Magos, y les advirtió del peligro que corría Jesús si ellos obedecían el deseo de Herodes, por lo que no volvieron por el mismo sitio. 

Celebración        

En algunos países se organiza la llamada Cabalgata de Reyes durante el día 5 de enero, donde los Reyes suelen ir montados a caballo, camello, o en carrozas, vestidos con mantos y coronas, atrayendo la atención y la ilusión de cientos de niños, pues son los mismos Reyes Magos que en la noche les traerán regalos.
La llegada de los Reyes Magos

Los niños deben enviar una carta a los reyes enumerando los regalos que quieren, y los méritos por los que merecen recibirlos. 

Es tradición que la noche del 5 de enero los niños dejen sus zapatos en algún lugar de la casa, junto a la puerta, o en una ventana. Junto a los zapatos se dejan dulces para regalar a los Reyes Magos, además de agua y pasto, como alimento para los camellos. 

A la mañana siguiente se encuentran allí regalos en lugar de los dulces, y suele quedar un desparramo de grama y agua provocado por los sedientos camellos.

FUENTE: Ineventos