Educampo Educampo Educampo Educampo
Resultados 2016

martes, 21 de marzo de 2017

LIMPIAR EL AGUA

LIMPIAR EL AGUA

Los derrames de crudo en el océano son un problema gravísimo para el medio ambiente, pues contaminan el agua y matan a miles de animales. Separar el petróleo del agua era casi imposible, hasta ahora, que se creó la Oleo Esponja.

Científicos del Laboratorio Nacional de Argonne, de la Universidad de Chicago, trabajaron en conjunto con el Departamento de Energía de Estados Unidos.

El producto es un bloque de espuma de alta densidad, parecido a una almohada, y puede absorber el petróleo sin llenarse de agua. Cuando ha alcanzado hasta 90 veces su peso, puede ser exprimida para seguirla utilizando muchas veces más.

Según Seth Darling, “la Oleo Esponja ofrece arias posibilidades que, hasta donde sabemos, no tiene ningún precedente”. El especialista trabajó en el equipo que desarrolló la esponja y afirma que es un material extremadamente fuerte. “Hicimos cientos de pruebas (absorbiendo petróleo) y hasta ahora no se ha estropeado”, senteció.

Algunos accidentes en plataformas petroleras tienen características que complican las labores de limpieza, como el caso de la plataforma Deepwater Horizon, en el Golfo de México, cuya explosión causó una fuga que derramó petróleo en el fondo marino, donde no puede ser extraído o eliminado con fuego.

Múltiples aplicaciones

Según los investigadores del Argonne Laboratory, en las pruebas que se llevaron a cabo en gigantescos tanques de agua salada, la Oleo Esponja recogió de forma exitosa aceite y petróleo, tanto en la superficie como en el fondo.

También en los puertos podría ser útil un material como este. Actualmente se usan productos para atrapar los derivados de petróleo que liberan los barcos al agua, pero deben ser desechados una vez usados.

¿De qué está hecho?

En realidad, no es un material demasiado especial, sino más bien un poliuretano que se usa en aplicaciones como muebles y aislamientos en edificios. Para el diseño de la Oleo Espuma, los científicos usaron una superficie química que cubre la espuma de alta densidad escogida, y contiene ciertas capas de moléculas capaces de atrapar petróleo. Después de decenas de pruebas y errores, lograron desarrollar una capa delgada de óxido metálico que cubre la superficie de la espuma y actúa como pegamento que atrapa las moléculas de petróleo y las deposita en una segunda capa.

Lo que aún falta determinar es cómo se comportara el material en fondo oceánico, pues ahí la presión del agua es distinta.

FUENTE: LR21