Educampo Educampo Educampo Educampo
Resultados 2016

jueves, 31 de agosto de 2017

ENCUENTRAN NUEVOS COMPONENTES MEDICINALES EN LA PIEL DE LAS SEMILLAS DE LA PALTA

ENCUENTRAN NUEVOS COMPONENTES MEDICINALES EN LA PIEL DE LAS SEMILLAS DE LA PALTA

La piel de las semillas de palta "posee compuestos medicinales que podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros males" señala un nuevo estudio de la Universidad de Texas

El de consumo de palta está relacionado con una buena salud, principalmente cardiovascular debido sus propiedades nutricionales de alta calidad y sus grasas saludables.

Sin embargo por lo general no se consumen sus semillas, a pesar de que éstas también son fuente de importantes nutrientes que favorecen al organismo en distintos aspectos, y cuando se hace hasta ahora se recomendaba quitar “la capa fina de piel marrón” que las recubre por el sabor amargo que ésta contiene.

Este nuevo estudio parece dar una nueva utilidad a esa piel de las semillas que hasta ahora era desechada.

Este estudio, el primero de su tipo, destaca el valor de la piel de semillas de la palta, y la califica como “una mina de oro” debido a la gran abundancia de compuestos químicos que atesora y que previamente no habían sido reconocidos.

Para su trabajo los investigadores molieron alrededor de 300 cáscaras secas de semillas de palta y luego las procesaron hasta obtener ‘tres cucharaditas’ de aceite y 30 gramos de cera.

Tras analizar los productos obtenidos los investigadores encontraron 116 compuestos en el aceite y 16 en la cera, muchos de los cuales no habían sido detectados previamente en las mismas semillas.

Entre los componentes del aceite se encontró alcohol behenílico (también conocido como docosanol), que es un importante ingrediente en la elaboración de medicamentos antivirales.

También hallaron heptacosano, una sustancia de la que se cree que podría inhibir el crecimiento de células tumorales, al tiempo que lograron aislar ácido dodecanoico, que aumenta las lipoproteínas de alta densidad (conocidas como HDL) y reduciría el riesgo de padecer arterosclerosis.

En la cera, los científicos detectaron ftalato de benzilo y butilo, un éter plastificante utilizado para potenciar la flexibilidad de numerosos productos sintéticos, que van desde cortinas de baño hasta dispositivos médicos. De igual manera, hallaron bi (2-butoxietil) ftalato, que se usa en la industria cosmética, e hidroxitolueno butilado (BHT), que es un aditivo de usos alimenticios.

Bandyopadhyay indicó que él y su equipo buscan modificar varios de estos compuestos naturales de manera que puedan ser utilizados para crear medicamentos o para aminorar sus efectos secundarios.